Entrevista con Chuck Murnoe, artista y escritor de fetiches de tamaños y creador de Chiki Vulpin

chiki_randy_001b

Chuck Murnoe es un dibujante y escritor especializado en personajes que cambian su tamaño. De su lápiz han salido varias escenas cómicas protagonizadas por “Chiki Vulpin”, una zorra roja antropomórfica. Chiki posee los Creciguantes, que le permiten crecer hasta los 30 metros (100 pies), y el “Reductor”, un martillo que puede encoger a la gente. Chiki usa estos increíbles objetos para castigar a los abusones que se ríen de su corta estatura. Además, Chuck ha participado en casi todos los concursos de SizeRiot desde el WritersOct18. Su aporte de WritersOct18: Parejas gigantes fue “A Keeper’s Bond“, que ganó en la categoría “Recomendado para gente ajena al mundillo”. Su historia de GiantJuly19, “Our night” ¡destacó en cuatro categorías! Quienes hayan adquirido en la SizeCon20 una copia de “the small print,” la colección de relatos recopilada por Taedis, habrán visto que incluía la historia de Chuck “Mistress Dana’s New Twist”. También se pueden encontrar sus obras en DeviantArt, Fur Affinity, Newgrounds, y Twitter.

#1) ¿Qué puedes contar a nuestros lectores sobre ti? 

Podría decir que soy un español normal y corriente de treinta y tantos años que trabaja en el sector tecnológico, pero está visto que no soy tan corriente.

Desde crío era bastante imaginativo (del tipo tímido e introvertido). Me encantaba escribir y dibujar mis propias historias, incluso aunque fuesen tremendamente absurdas. De hecho, eso me llevó, hace ya varios años, a unirme a la comunidad de webcómics en español. Algunos lectores de habla hispana todavía recuerdan mi primer webcómic, que se podría calificar como un fanfic crossover desquiciado. En aquel webcómic salían unos personajes bastante relacionados con todas estas fantasías sobre tamaños, pero ya ampliaré más tarde.

Aunque me gusta ser creativo, suelo enfrentarme a pequeños bloqueos artísticos y de escritor, más que nada por el estrés del trabajo, pero me las apaño y siempre tengo algo nuevo que compartir. Y a pesar de considerarme macrofílico en las sombras, soy más de alternar tamaños.

#2) ¿Cómo empezaste a interesarte por los fetiches relacionados con el tamaño?

Recuerdo que desde pequeño sentía fascinación por los poderes para cambiar de tamaño, e incluso había visto la versión de “El ataque de la mujer de 50 pies” protagonizada por Daryl Hannah. Pero yo era un niño inocente, así que para mí era fantasía al nivel de un cuento de hadas.

Sin embargo, durante la universidad me encontré de casualidad con la ‘macrofilia’ mientras buscaba fanfics. Caí por la madriguera del conejo en cuanto empecé a buscar por Google. Había algo fascinante en este fetiche sobre gente gigante y gente diminuta. Una fascinación que derivó en abrazar el fetiche… y en cuanto empezó a gustarme, también empecé a avergonzarme.

Admito que intenté no llamar la atención, e incluso caí en ridiculizar mi pasión de cara al público, más que nada porque la gente a mi alrededor se burlaba de cualquier fetiche. Como ya dije, había dos personajes de mi primer webcómic que tenían que ver con estas fantasías: Clara, una justiciera que puede alterar su estatura, y Lucas, su mejor amigo y macrofílico. Mientras Clara era un buen personaje aun con este origen, Lucas fue creado para reírme de este fetiche, y no tenía una personalidad en condiciones. Era puro autodesprecio, algo que lamento, pero es verdad que aprendí la lección (por cierto, Clara y Lucas volverán de una manera u otra, aunque serán diferentes… y Clara ya se ha cruzado con Chiki un par de veces).

Tardé años hasta que pude empezar a aceptar esta parte de mí, mientras veía el trabajo de otras personas y como se sentían, y siguen sintiendo, orgullosas, porque no hay nada malo en el macro/micro. Mi identidad de “Chuck Murnoe” es un primer paso en este viaje de autodescubrimiento, sobre todo gracias a la gente que he conocido en esta comunidad.

#3) ¿Sabe alguien de tu día a día sobre este interés tuyo? 

Mi familia y gran parte de mis amistades no tienen ni idea. Como digo, estaba ocultándolo de casi todo el mundo (a ver, escribía historias basadas en la Felarya de Karbo ¡y las hacía pasar por fantasía y terror!). Solo recientemente he empezado a mostrar esta parte de mí a amigos en los que puedo confiar. Lo suelen aceptar porque o bien tienen esta misma fantasía o bien tienen sus propios fetiches y les alegra saber que hay un amigo que comprenda su situación.

Y claro que he conocido a gente de la comunidad macro/micro en persona, lo que es genial, porque así tienes con quien hablar de estas experencias, pues eso, en persona. Las redes sociales han sido de gran ayuda, ¡no les hubiera conocido de otra forma!

#4) ¿Cuáles son algunas de tus fantasías favoritas de otros creadores?

Es una pregunta difícil, porque habría que elegir de una lista muy larga. Pero bueno, vamos a intentarlo y dar algunos ejemplos…

Puedo hablar del poder en bruto que emanan las obras de Aphrodite, tanto escritas como dibujadas. O cómo Elle Largesse explora los límites de esta fantasía de muchas maneras. O de los impresionantes dibujos y la continua evolución de Spitty. O del poder renderizado de Owl y cómo se divierte con los tamaños más extremos. O de la dulzura de los personajes y dibujos de Sihagen. O de las cautivadoras historias de Taedis, siendo “Even an Ox” el mejor ejemplo de su calidad… Y podría seguir, y siento que esto es solo la punta de un enorme iceberg.

También quisiera mencionar a Aborigen, no solo por su trabajo, sino también por darnos la oportunidad de probar nuestra valía en los concursos de Size Riot. Y también a Katelyn Brooks, una de las primeras personas que seguí en mis días de incógnito, y cuyo trabajo durante tantos años me ayudó a aceptar esta parte de mí.

Chiki Chuck

#5) ¿Cómo describirías tus historias?

Son un experimento continuo, ya que no tengo, por así decirlo, mi propio estilo como escritor. Mis participaciones para Size Riot muestran que me las apaño con varias situaciones, desde las más calientes como “Mistress Dana’s New Twist” hasta las más adorables como pasa con “Our Night”… pero la gente no sabe que son mis historias hasta que termina el concurso y se revela mi nombre. Está bien para mantener tu identidad en secreto, pero esa falta de identidad es también una carga.

Lo que doy por hecho es que soy un escritor de personajes. Quiero que mis personajes se sientan vivos, da igual si el público se identifica o no con ellos. Es algo que tengo en cuenta, aunque sé que la propia historia es también muy importante: si mis personajes no son lo bastante creíbles, mi historia no funcionará. Y por eso soy más de crear personajes que de darles historias en condiciones…

Alcanzar tu propio estilo es duro, lo sé por mi experiencia como dibujante, y no me voy a rendir. Voy a seguir, sin parar. Tengo las herramientas y algo de experiencia, es solo cuestión de tiempo y de escribir.

#6) ¿Cuál es el origen de Chiki Vulpin?

El origen de Chiki no es agradable. Inspirado por un fanzine underground español y por mi amor por la animación ‘rubber hose’, creé un personaje llamado Madie Foxy, un dibujo animado de los años 30. Era muy famosa en su época, pero acabó siendo olvidada durante décadas y aquelló la llevó a deprimirse. Ya digo que no era nada agradable.

En 2018, leí un tuit que mencionaba “gigantas con estilo de animación antigua”, y esa parte de la animación antigua me recordó a Madie. Así que la rescaté, la relacioné con esta fantasía (de ahí salieron los Creciguantes y el martillo “Reductor”) y cambié su personalidad, convirtiéndola en una pilluela alegre. Aquel personaje ya no era Madie, y como era una zorra antropomórfica bajita la llamé Chiki Vulpin. Escribí el borrador de su historia, convirtiéndola en un personaje olvidado que ha cobrado vida en el siglo XXI y solo le importa pasarlo bien y ser famosa.

¡Nunca imaginé que su diseño y sus bromas sobre nuestro fetiche hicieran que Chiki fuese tan popular como para que la gente sepa quién es! Supongo que un personaje de dibujos animados que conoce los tropos sobre las diferencias de tamaño y bromea con todo ello es un soplo de aire fresco.

#7) ¿Hay algún proyecto futuro que quieras mencionar?

Antes de nada, presentaré más personajes. Ya he dado a conocer a Kyria, un hada muda (y también es la revisión de otro personaje mío, esta vez de mis días de Felarya), y una buena forma de mostrar mi lado más amable. Y ya hemos echado un vistazo a los hermanos Vega y a Randy Mann, pero aún queda para saber más de ellos y adecuadamente.

Y está bien tener más personajes, pero ¿y luego qué hago? ¡Pues escribir historias con ellos, claro! ¿De qué sirve crear personajes si no puedo… jugar con estos? Aún estoy con la primera historia, y tengo borradores de las siguientes, y serán conocidas como “Las Crónicas de Murnoe” (“The Murnoe Chronicles”)… a menos que se me ocurra un título más acorde y menos egocéntrico.

Pero no hay de qué preocuparse: seguiré participando en concursos y dibujando por placer (así que sí, ¡habrá más locuras con Chiki y cambios de estatura!)

***

Gracias por hacer esta entrevista!

Attack of the 50 ft OC

***

Todos los derechos reservados.

1 thought on “Entrevista con Chuck Murnoe, artista y escritor de fetiches de tamaños y creador de Chiki Vulpin

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close